jueves, 10 de agosto de 2017

Antes de comprar una vivienda


(Tiempo de lectura: 4:30 minutos)

Vais a comprar casa. Quizás es la primera vez, o quizás es la segunda o tercera. No importa, esa ilusión de buscar un sitio nuevo donde vivir nunca se pasa.

Y justamente porque no queremos que perdáis esa ilusión, hoy os escribo sobre la importancia de hacer las cosas bien desde el principio del proceso, ya que hay claves tanto antes de pedir el crédito, como una vez habéis recibido el pre aprobado., que deben ser manejadas adecuadamente o corréis el riesgo de descarrilar el proceso de obtener la hipoteca.
Pasos sencillos que pueden
ayudar a obtener mejores
condiciones en la hipoteca.


Varios meses antes de empezar: lo que hay que hacer

Lo primero es obtener el historial de crédito propio, lo cual podéis hacer de manera gratuita una vez al año con la página del gobierno Annual Credit Report.

Examinad vuestro historial y aseguraos de que no aparecen cuentas abiertas que pensabais que estaban cerradas, que los saldos son correctos en las cuentas abiertas, y que no aparecen cuentas o cargos que no os pertenecen. Si tenéis muchas tarjetas de crédito activas, pero sin saldo, considerad cerrar algunas ya que la línea de crédito de cada una es considerada un posible crédito y cuenta como deuda cuando la Cooperativa mire vuestra proporción de ingresos/deudas. Estos pasos os pueden ayudar a subir vuestra calificación de crédito, lo cual os permitirá obtener mejores condiciones de crédito.

Haced un plan de ahorro que incluye cuánto podéis usar para la entrada y los gastos de
Annual Credit Report es la única agencia
autorizada por el gobierno estadounidense para
proveer informes de crédito gratuitos. 
cierre. Si vais a comprar una vivienda más grande, pensad en los muebles nuevos que vais a necesitar, desde lo más indispensable a lo que puede esperar, y cread un presupuesto de cuánto esperáis gastar en ello. Lo mismo con los electrodomésticos y lámparas, porque también pueden costar bastante.

El plan de ahorro también debe incluir cualquier retiro de cuentas IRA, fondos de inversión y pensiones que vayáis a hacer para cubrir estos gastos, y deberías hacer estos retiros antes de pedir el crédito. Es indispensable guardar los recibos y toda la documentación de estos retiros porque la Cooperativa necesitará verlos. Ah, y ya que hablo de papeles necesarios, vais a necesitar: vuestras declaraciones de impuestos de los últimos dos años, y las colillas de vuestros salarios de uno o dos meses atrás, copias de vuestros documentos de identificación, los saldos de esas cuentas de ahorro e inversión, y cualquier título de otras propiedades y los estados más recientes de cualquier crédito hipotecario relacionados a ellas.

Y, por último, dos detalles pequeños pero claves antes de empezar: sugiero que os
Estar al día con las facturas y conocer las deudas
son buenos factores cuando os evalúan para
una hipoteca.  
familiaricéis del vocabulario que vais a usar durante el proceso de compra y de obtener la hipoteca ya que cuando vuestro oficial de créditos os haga ciertas preguntas, explique pasos, o pida documentación, es siempre mejor saber de qué habla. Si bien nuestro oficial de créditos está siempre dispuesto a explicar cualquier cosa que necesitéis, vale la pena tomar la iniciativa e informarse.

El segundo detalle es hallar un agente inmobiliario que os ayude con el proceso. OAS FCU se ha aliado con una red de agentes inmobiliarios llamada HomeAdvantage, de donde podéis obtener un agente de confianza, que hable vuestro idioma y que os asesore sobre zonas y métodos de búsqueda que es permitan encontrar justo lo que queréis. Además, ofrecen un rembolso del precio de compraventa que se puede utilizar para rebajar los costes de cierre, o podéis guardar para usar en lo que necesitéis. 
Cosas que pueden hacer que
el crédito sea negado.


Varios meses antes: lo que no hay que hacer
Hablemos de lo que puede causar problemas a la hora de obtener el crédito que necesitáis.

Obtener fondos prestados para la entrada o los gastos de cierre que no se pueden justificar. Es lógico que si no se puede justificar de dónde nos ha venido ese dinero, nadie va a querer conceder un crédito. Si tenéis familiares que os están regalando dinero para la entrada, es aceptable y legal -hasta cierta cantidad- pero tenéis que estar seguros de qué es permisible.


Cambiar de empleo. OAS FCU y cualquier prestamista que se precie se lo pensará dos veces -y normalmente dirá que no- a aprobar un crédito para alguien que acaba de obtener empleo nuevo. Los primeros meses de empleo suelen ser un periodo de probación tanto para la empresa como para el empleado y, de no salir bien, los ingresos que se declaran pueden desvanecerse en el futuro.

No obtener nuevos créditos. Cuando se evalúan las deudas de una persona o personas
Hay que tener los impuestos al día,
 y copias de las dos últimas
declaraciones.
para aprobar un crédito hipotecario, se analiza la proporción de los ingresos que son destinados cada mes a pagar deudas -esto se conoce como la proporción de deuda o ‘debt ratio’ en inglés. Cuanto más debáis, mayor vuestra proporción de deuda (y menor la probabilidad de obtener una hipoteca).

Pero tampoco se debe cerrar todas las deudas o tarjetas, especialmente si tienen saldo previo, ni sin poder explicar cómo se han pagado. La idea es que, si os podéis permitir con comodidad pagar esas deudas, pero usáis vuestros ahorros para cerrarlas, esos ahorros los podríais haber usado para la entrada y los gastos de cierre.

Y, para terminar, un consejo personal: yo no iría a buscar casa antes de saber qué me podría permitir ni sin tener un pre aprobado. Es triste ilusionarse con una propiedad para averiguar después que no puedes permitírtela o si, durante el proceso de obtener la pre aprobación, alguien más la ha comprado.

La semana que viene os cuento sobre cómo asegurarse que el pre aprobado se convierte en aprobado para comprar la casa que queréis sin problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario